La echaron del avión por reclamar

La Mujer subió mal genio. Y se sentó al lado de Mason y su mamá. Mason de 8 meses viajaba desde el aeropuerto de JFK a la ciufad de Syracuse. Un vuelo de la aerolínea Dela que dura una hora aproximadamente. No mucho. Marissa Rundel, la madre de Mason señaló:

”Íbamos en la ante penúltima fila. Ella fue la última pasajera en subir e inmediatamente perdió el control y se puso a reclamar y a gritar con garabatos. Entonces llegó la azafata y preguntó que pasaba y ella dijo que no quería ir sentada al lado de un bebé llorón”.

Se le ofreció un asiento en el vuelo siguiente y se negó. La mujer estaba fuera de sí y smenazó a la azafata con que se quedaría sin trabajo. La madre de Mason comenzó a grabar la escena en su teléfono celular la cual luego subió a sus redes sociales y se viralizó. Mason, se ve siempre tranquilo y jamás llorando. Dicho sea de paso.

La mujer enajenada, finalmente, fue expulsada del avión por perturbar La Paz y montar tremendo escándalo. Todos sabemos que no es fácil viajar en bebés, lo último que esperamos es que las pataletas las monten los pasajeros y no el bebé en cuestión. Gente, por favor, cálmense.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.