La depresión si mata, por favor pide ayuda

Por Pamela Porter-periodista
No soy sicóloga ni siquiatra. Tampoco pretendo serlo y este articulo no está escrito desde las estadísticas ni los estudios que parecen tan lejanos y fríos, si no desde la vida misma. De la experiencia de convivir dentro de mi familia 20 años con una persona que sufría profundamente. Que padecía una enfermedad denominada DEPRESION. ¿La ubica? Vivi, compartí y sufrí 20 años de ese monstruo que atacaba a una persona que amaba con el alma.
No es pena, no es flojera, no es tristeza. Es un verdadero cáncer del alma que te corroe por dentro como una termita. Que no te deja ver mas allá  de la oscuridad en la que estás inserto. Que no permite dilucidar un futuro o la más minima esperanza de sentirse bien. Que hay veces, como en el cáncer, que nada ni nadie puede hacer más. Que ya has intentado absolutamente todo. Miles de doctores, terapias convencionales, no convencionales, curas de sueño, pastillas, hospitales, más pastillas y NADA funciona. Porque esto es así. No todos se sanan.
Vivir con una enfermedad mental no es fácil. Destruye las familias, las deja en banca rota y además hay que vivir con el constante estigma de padecerla. A veces por ignorancia, a veces por simpatía, la gente puede ser muy cruel.
Muchas veces uno hace todo bien, pero al final, todo sale mal. En mi familia, perdimos una batalla contra esta enfermedad. Y nos dejó desolados.
Porque hicimos todo y más. Y aún así, no se pudo.
Me siento en la obligación de compartir este testimonio con ustedes para, desde mi humilde experiencia, decirles que no están solas. Que la maternidad puede a veces ser tan dura que puede jugarnos una mala pasada. Que si se sienten muy angustiadas, sensibles, irritables, agobiadas… pidan ayuda. No dejen pasar el tiempo. Acá , como en el cáncer, mientras antes te diagnostiquen mejor.
La crianza es tan maravillosa como brutal. Entrega tantas satisfacciones como temores.
Te enseña un amor que ni tú misma sabias que existía pero ese mismo día puede mandarte al precipicio del agotamiento extremo.
Pero sin duda te roba un pedacito de tu vida, de tu independencia. Es necesario hacer ese duelo para poder disfrutarla. Todas las mamás colapsamos varias veces al dia, pero no todas lloran o se sienten fatal. Por favor no callen. Hablen. Ayúdenme a crear conciencia. Generemos una red de apoyo y contención.
La depresión es una enfermedad que cobra tantas o más vidas que el cáncer.
No dejen que esto siga pasando.
No permitan que se quiebre en mil pedazos otra familia.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.