Hacer caca después del parto es terrible y otras situaciones inconfesables

Hay situaciones de las que nadie habla porque son temas tabú, sin embargo, no porque nadie las mencione significa que no existan. La realidad es que están ahí en cada una de nosotras pero no nos atrevemos a confesarlas. Acá, alguna de ellas.

Las mujeres se cansan y se aburren de ser madres y sobre todo, se olvidan de que son mujeres cuando son madres.
No todas las madres son buenas madres y no todos los padres son malos padres. Hay hombres que hacen su trabajo de padres mucho mejor que lo que las mujeres como madres.
Los hijos a veces no se toleran y nos caen mal.
El marido puede resultar odioso.
Los niños sí manipulan y saben cómo hacerlo muy bien. Yo no creo la teoría de que no manipulan. No la compro.
No todos los niños son inocentes y amorosos. Hay niños que son insoportables y no respetan ni a su abuelita.
No todos los recién nacidos son lindos. En realidad, la mayoría no lo son.
Aunque todas sabemos de memoria los múltiples beneficios de la lactancia materna un bebé que fue alimentado con leche de tarro también puede ser muy inteligente y sano. Conozco montones de casos.
El embarazo a veces es una amarga espera que de dulce no tiene nada.
Hacer caca después del parto es terrible.
Para aprender a sacar chanchitos habría que seguir un doctorado en Harvard.
Los sostenes de lactancia materna son horrorosos. ¿Han visto algo menos sexy que un sostén de lactancia materna?
El parto asusta pero más aterrador es llegar con el bebé a casa. Bienvenida a la dimensión desconocida.
Sólo las modelos de la televisión quedan perfectas luego de parir. El 99.9 por ciento del resto de las mortales quedamos como estropajo.
Era mucho más fácil criar y ser madre antes de tener hijos.
El matrimonio era romántico y cercano a la perfección antes de casarse.
Todo era más fácil y simple en la infancia. Ser adulto es el rol más difícil que nos toca interpretar.
Salir a trabajar es una vía de escape para muchas mujeres que en la casa con los niños se vuelven locas. Aunque nadie se atreve a reconocerlo.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest