Fui mamá y perdí todo deseo sexual, me da miedo que nunca más regrese

Soy joven, tengo 24 años. Llevo tres con mi pareja y tenemos un bebé de un año y medio. Se supone que a estas alturas ya debería de haber recuperado mi apetito sexual, pero no. No tengo ganas. Me hago la dormida, le digo que me siento mal, invento mil excusas y cuando lo hacemos, no disfruto nada. Lo siento como un trámite, una obligación. Yo quiero a mi marido pero no sé qué me pasa. Estoy agotada, corro todo el Día del trabajo a la casa a ver al bebé, a ordenar, lavar, cocinar. Me da miedo sentirme así. Me da miedo no volver a recuperar nunca más el placer sexual. Mi marido piensa que no lo quiero y no es eso. Hasta ha llegado a pensar que tengo un amante. Hemos discutido mucho. Le dije que busque por afuera. Que no me importa. Se enfureció. Antes de ser mamá teníamos una vida sexual plena y muy activa. Lo disfrutábamos los dos. Lo hacíamos siempre. Nunca me molestó. Nunca sentí lo de ahora. Éramos muy fogosos los dos. Nació mi hijo y todo eso cambió. Nunca más lo recuperamos. Siento que mi matrimonio se está derrumbando y no quiero. Fui al doctor y me recomendó un gel. El gel no me hizo nada. No sé si esto es normal pero no me quiero separar aunque tampoco quiero tener más relaciones sexuales. Viviría así por el resto de mi vida. Creo que soy muy rara pero es así como ahora me siento bien. Nada, nada me despierte el deseo que antes lo tenía a flor de piel.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest