¿Eres una madre helicóptero?

Confieso que fui una madre helicóptero.
Especialmente con mi hijo mayor.
Fui y tal vez aún lo soy.
Aunque trato de no serlo.
Pero me cuesta.
Para qué les voy a mentir.
Probablemente siempre lo sea. Y es que la maternidad nos llegó bordeando los cuarenta años y todo lo que no se debía hacer, lo hicimos:
Aprensivos.
Sobre protectores.
No nos atrevíamos a decir que no.
Corríamos a solucionar los problemas.
Pendiente que no le fuera a pasar algo.
En fin.
Éramos unos padres helicópteros. De esos que vuelan constantemente 24/7 sobre los hijos con el fin de solucionarles la vida y estar presentes para lo que necesiten.
Una como madre quiere lo que todas queremos para nuestros hijos, que sean felices.
Y en ese afán por intentar que nuestros niños sean felices, es que traspasamos la línea y nos convertimos en una madre helicóptero.
Hiperparentismo.
Padres helicópteros.
Una madre helicóptero orbita en torno a su hijo hasta que es mayor. Ese hijo probablemente va a desarrollar una nula tolerancia a la frustración y no va a saber cómo solucionar sus problemas por su cuenta. Ya que desde que nació siempre lo ha hecho mamá o papá por él.
Una madre helicóptero es la que va al colegio a hablar con cada profesor para preguntar por su hijo y para lograr que le vaya bien y pase todos la ramos.
En Italia existió el caso de Luca. Un niño que fue sobre protegido por sus padres a tal extremo que su capacidad motriz no estaba acorde para su edad.
Tenia 12 años.
Hubo un proceso judicial para determinar si había habido abuso infantil.
El Caso fue cubierto por los medios de comunicación y dio qué hablar: hasta qué punto una madre deja de ser buena madre y comienza a causarle importantes daños al hijo.
Estos niños, contrario a lo que lo que los padres creen, se vuelven inseguros. Sin autonomía propia.
La sobreprotección no es buena.
Es un exceso de cariño mal entregado.
Los niños crecen sin las herramientas emocionales necesarias.
Hay que dejar a los niños. Soltarlos.
Que hagan ellos sus cosas. Y no nosotras por ellos.
En eso estamos ahora en casa. Des pavimentando el camino de sobré protección construido.
No es fácil.
Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest