Entuertos, ¡qué dolor!

Cuando fui mamá por segunda vez casi muero del dolor. Y no me refiero al dolor de la cesárea, me refiero a los famosos entuertos. ¿Quién no ha escuchado hablar de ellos?

No se los deseo a nadie, ni a mi peor enemigo. Me retorcía del dolor y no había qué me los calmara. Era terrible.

¿Qué son los entuertos?

Cuando el útero regresa a su tamaño normal después de parir se contrae, eso se conoce como entuertos. Generalmente las madres primerizas no experimentan este dolor. Son las que han sido madres por segunda vez y más las que sufren de estos entuertos, esto porque en el segundo embarazo el útero está más blando y necesitará contraerse más, sobre todo si tú bebé ha sido muy grande. La buena noticia es que los entuertos son sinónimos de que tu cuerpo se está recuperando bien y tú útero está regresando a su tamaño normal y sobre todo, te protege de las hemorragias.

Cada vez que tú bebé mama puedes sentir estás contracciones dado que al mamar se libera oxitocina y esto hace que se contraiga el útero. Pese a que duele bastante, es bueno para ti.

¿Qué hacer?

Los entuertos pueden durar unos cinco días hasta que van desapareciendo de a poco. Lo recomendable es aplicar calor en la zona o preguntarle a tu doctor por un analgésico si no aguantas el dolor. Tener paciencia y entender que todo está marchando bien y sanando. Es recomendable no aguantar la orina ya que la vejiga desplaza al útero y no deja que  vuelva a su estado natural.

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest