Endometriosis, todo lo que necesitas saber

Es una enfermedad ginecológica que afecta a las mujeres en edad fértil. Puede producir mucho dolor y molestias y su diagnóstico certero es a través de una laparoscopia. Muchas mujeres que la padecen no lo saben, porque piensan que es normal que la menstruación sea dolorosa. Un 50% de las mujeres que sufren de endometriosis no pueden lograr un embarazo y tienen que someterse a tratamientos de fertilidad. Acá, la entrevista con el doctor Reinaldo González Ramos.

¿Qué es la endometriosis?
La endometriosis es una enfermedad ginecológica en la que el endometrio (tejido de revestimiento interno del útero) crece en zonas externas al útero, es decir, es la presencia de tejido endometrial en localizaciones que no corresponden. Podemos encontrar lesiones de endometriosis en la cavidad pélvica, en los ovarios en forma de quistes de endometriosis o endometriomas, en las trompas de Falopio, en la superficie uterina, en el intestino, recto, etc. Las lesiones pueden causar adherencias, inflamación, distorsión de la anatomía pélvica normal.

¿Cuáles son sus síntomas?
Los principales síntomas son dolor pélvico menstrual o dismenorrea severa, dolor profundo durante las relaciones sexuales o dispareunia, dolor pélvico crónico (no cíclico), dolor durante la defecación o disquezia, infertilidad o incapacidad reproductiva luego de un año de intento de embarazo sin uso de métodos anticonceptivos. La sintomatología es muy variable, tanto así, que algunas
mujeres con endometriosis pueden ser asintomáticas, y otras presentar todos los síntomas descritos.

¿Hay algún factor de riesgo?
Sí, las familiares directas de mujeres con endometriosis (hijas, hermanas), tienen 7 veces más riesgo de padecer la enfermedad, que una mujer sin familiares afectadas. La frecuencia varía entre 5-10% de las mujeres en edad fértil, pero en las mujeres que padecen dismenorrea severa, dolor pélvico crónico y/o infertilidad, la frecuencia es de 30-50%. Existe más riesgo de padecer la enfermedad en las
mujeres que tienen sangrado menstrual abundante, ciclos menstruales frecuentes o cortos (menos de 21-25 días) y sangrado uterino anómalo. También en las que padecen malformaciones uterinas congénitas. También se ha descrito a la polución por dioxinas (contaminantes ambientales) como factor de riesgo de endometriosis.
Es una enfermedad de la edad reproductiva de la mujer y en la gran mayoría de los casos se sana o los síntomas desaparecen después de la menopausia.

¿Cómo se puede diagnosticar?
En algunos casos existe la sospecha clínica por los síntomas, pero los exámenes son todos negativos o normales. En estos casos, la única forma en que se puede diagnosticar es a través de una cirugía laparoscópica, en la que se ingresa con una óptica y cámara de video por el ombligo y se pueden ver las lesiones directamente, además de tratarlas mediante resección o fulguración (electrovaporización); también se liberan adherencias y se restablece la anatomía
normal en la medida de los posible.
En otros casos, hay lesiones que se diagnostican con ecografía transvaginal, como los quistes de endometriosis de los ovarios, o como los nódulos rectovaginales, que también se pueden ver en una resonancia magnética.

¿Tiene cura?
Durante la edad reproductiva la enfermedad tiende a ser crónica y sin cura; pero los tratamientos quirúrgicos y médicos hormonales, sirven para disminuir los síntomas y tratar la infertilidad. Después de la menopausia, la enfermedad no da síntomas en la gran mayoría de los casos.
Cada caso es distinto y se debe evaluar por especialista, para ver si es mejor operar y/o dar tratamiento hormonal, y también evaluar la necesidad de técnicas de reproducción asistida para tratar la infertilidad.

¿Afecta la fertilidad?
Sí, un 50% o más de las mujeres que padecen endometriosis, también tienen infertilidad, versus un 10-15% de infertilidad en la población general.

¿Una mujer con endometriosis puede quedar embarazada?
Sí, algunas mujeres con endometriosis se embarazan espontáneamente, pero si una mujer con endometriosis lleva más de un año sin lograr embarazo, entonces se deben iniciar técnicas de reproducción asistida o evaluar necesidad de cirugía.
Si la mujer con endometriosis es mayor e 35 años, es mejor empezar técnicas de reproducción asistida a los 6 meses de intento sin lograrlo en forma natural. En algunos casos de endometriosis severa, que no toleran estar sin tratamiento hormonal, iniciamos terapias de reproducción inmediata (sin intentar embarazo espontáneo). En otros casos, si la mujer no desea embarazo actual, congelamos o vitrificamos óvulos para preservar la fertilidad y poder tener mejores chances
futuras de embarazo.

¿Es hereditaria?
No 100%, pero sí existe un factor genético que aumenta el riesgo de tener endometriosis.

¿Cuál es el caso más extremo que has visto?
Hay muchos casos extremos de endometriosis, en los que los tratamientos de medicina reproductiva no funcionan, dolores intratables, complicaciones de lacirugía. Pacientes que terminan histerectomizadas (sin útero), sin haber podido
tener hijos, otras con resecciones de intestino, colostomizadas, secuelas
quirúrgicas intestinales y estéticas (de pared abdominal), pésima calidad de vida, depresión, imposibilidad de trabajar, vida sexual impedida. O sea una enfermedad catastrófica en algunos casos.

¿Se puede hacer algo para evitarla?
No existe un tratamiento que prevenga el desarrollo de la endometriosis. Los tratamientos actuales sí logran mantenerla dormida, asintomática y con buenas expectativas reproductivas, siempre que sea diagnosticada y tratada a tiempo, en
la mayoría de los casos.

Dr. Reinaldo González Ramos
Especialista en infertilidad y medicina reproductiva
Clínica Monteblanco
www.profertilidad.cl

 

 

 

 

 

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.