En primera persona: “Extraño a la mujer que fui y aunque la busco no logro encontrarla”

Estoy en un momento de mi vida en el que jamás había estado, he dejado de sentirme mujer. He dejado de sentirme importante y valorada. Atrás quedaron los tiempos cuando me sentía guerrara, perseverante, linda e interesante. Sé que me desconoces y te entiendo porque ni yo misma me conozco. Quiero saber adónde quedó la mujer que acostumbraba a ser, la que perseguía sus sueños y creía en si misma. La mujer resulta que todo lo podía. No la encuentro.

Pensé que con la llegada de nuestro hijo mantendríamos la relación que teníamos, pero no fue así. Entiendo que el príncipe azul no existe ni tampoco la familia perfecta pero ya nada es como antes y me perdí cuando fui mamá. Se perdió lo que teníamos. Y eso duele. Tu mirada hacia mí se perdió. Ya no me miras como antes. Se perdió tu interés, tu protección, tu admiración y el encanto.

¿Extrañas tanto como yo la mujer de la que te enamoraste? Extraño los abrazos. Extraño la complicidad. Es difícil hacer familia, ser mujer, ser pareja, ser profesional. Por más que me miro al espejo no logro encontrar a la mujer que fui. Duele mucho. Perdóname por haber dejado de ser lo que era.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.