El trauma del hijo único

Esto es cierto. Conozco varios casos cercanos. No es producto de mi imaginación revoltosa.
Todas sabemos de sobra lo agotadora que es la maternidad.
Sobre todo, digamos, en sus primeros dos años.
A la madre y al padre, pero sobre todo a la madre, le cuelgan unas tremendas ojeras hasta el suelo.
Está colapsada.
La maternidad ha sido dura.
Quiere que su bebé crezca pronto. Que duerma de corrido. Que la familia pueda descansar y disfrutar lo que es ser padres. Porque hasta el momento poco y nada han disfrutado. La verdad sea dicha, aunque suene dura y fuerte.
Pasar la etapa del puerperio.
Esa etapa de dulce a agraz que conocemos tan bien.
Entonces, nunca falta el metiche. Porque realmente nunca falta, que pregúntale el hermanito.
¿Hermanito?
La madre se aterra con el hecho de sólo a pensar en volver a pasar por lo mismo: embarazo, parto, lactancia esclavizante, cólicos, noches en vela paseando al bebé. Despertando una y otra vez. Estrés irritabilidad. Una mezcla de sentimientos agolpados unos con otros.
¡No!
Será hijo único.
Los padres no se atreven a ser padres otra vez.
Jugará con sus primos y primas. Irá a diversas actividades para tener un gran círculo Social. Le convidarán a amiguitos a jugar a la casa.
Pero hermanos no.
Y es que no son pocos los que quedan sobrepasados con la crianza.
No es cuento.
Es verídico.
Porque la realidad supera con creces la ficción.
Estos son los hijos únicos a cuyos padres, simplemente, no les dio el cuero para tener otro hijo.
Y que bueno que lo reconocen, y aceptan sus defectos y debilidades como ser humano.
Conozco casos de hijos únicos por efecto post traumático de la maternidad.
Créanlo o no.
Constanza Díaz Hauser

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest