El sobrepeso después del parto y las preguntas fuera de lugar

Era talla 38. Antes de ser mamá. Antes de embarazarme. Me sentía feliz y cómoda con mi talla 38. Hasta que quedé esperando a mi hijo y subí 25 kilos en el embarazo. Me dio mucha hambre y me di todas las licencias para comer sin culpa.

Pensé que bajaría fácilmente de peso dando pecho. Pero la lactancia no me ayudó con eso. Al contrario, me dio muchísima más hambre y no bajé nada. No es cierto que las mujeres que amamantan bajan de peso, a mi no me resultó. Puede que a algunas les resulte pero cada cuerpo es diferente y yo no bajé.

Hoy no me cabe ninguna ropa de la que usaba antes. Es frustrante. Ahí están colgados mis pantalones talla 38. Como un recordatorio de lo que fui y ya no soy. Me miro al espejo y no me reconozco. Mi hijo tiene seis meses y hay gente que, incluso, me pregunta si estoy embarazada otra vez.

Me siento pésimo. Me siento gorda. Estoy gorda.me siento inflada. Me siento mal.  No me atrevo a sacarme la ropa frente a mi marido. Él dice que no le importa. Pero a mí sí me importa. Es terrible sentirse así, atrapada en un cuerpo que no me gusta. Intenté ir al gimnasio pero no tengo quien me cuide a mi bebé. No puedo hacer ejercicio.

Mi familia me molesta. Me hace bullying. Me preguntan si se quedó otro bebé adentro y se ríen. Fuertes carcajadas en la mesa familiar. Me da vergüenza. Trato de comer sano y se ríen de mí. Trato de seguir una dieta y no puedo. Es difícil cuando nadie más te acompaña. Cuando sufres de angustia y sólo puede calmarla con la comida, con algo dulce. Es difícil cuando estás encerrada en casa criando, sola. Creo que tengo depresión. Creo que todo se ha conjugado para llegar a esto, odio mi cuerpo.

Hace meses que no me compro ropa porque nada me queda bien. Me pongo pantalones de buzo y ya. Me siento mal, me siento cansada. Me da miedo enfermarme con este sobre peso y no sé qué hacer.

Marisol S.

28 años

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest