El post natal de 5 meses y medio y el perverso sistema que nos aleja de nuestros hijos

Por Katherine Dinamarca, fonoaudióloga
Tengo  ganas de echar una puteada (si,puteada con todas sus letras y con todo lo grosero que eso suena) por lo perverso que es nuestro sistema.
Muchas celebramos un postnatal de 188 días (osea, cinco meses y medio) y lo agradecemos, pero no te enteras de lo perverso que puede ser todo hasta que no lo vives.
Tuve a mi guagua hace 188 días, de los cuales 94 de ellos o sea, la mitad, fueron un carrusel de experiencias y emociones sobre todo por dar teta. Tuve  momentos amargos y oscuros en los que lo único que quería era no intentarlo más y meter una mamadera para tener al menos treinta minutos de descanso. Pero no cedí, seguí luchando y perseverando. Como  el tiempo es sabio, con los días el dolor de pechugas cesó, mi guagua comenzó a quedar bien y a llorar menos, comencé a disfrutarla al 100%, y cuando ya lo disfruto sucede que debo volver a trabajar. Busco médicos que me ayuden a preservar esto que me costó tanto, pero todos, unos más diplomáticos que otros me dicen “sácate leche en el trabajo” (en un baño?… UD extraería su alimento en un baño?… UD sabe cuánto me costó que mi guagua se pegara al pecho para que ahora me ordeñe.. en un baño??).
“Aquí tienes el listado de rellenos, para que los tengas a mano por si se te corta la leche” (dónde está la prolactancia? ¿Acaso me saqué la mugre con pezones rotos, llantos, dolor, sueño para que mi guagua termine tomando relleno?
¿En verdad piensan que se puede preservar la LME trabajando siete horas diarias?(descontando la hora de lactancia)
Sé que somos unos de los países que cuenta con uno de los postnatales más largos, pero no es suficiente. Todo bebé y mamá deberían tener el derecho de gozar de la LME, del apego y cuidados exclusivos hasta el año.
Me siento humillada por un sistema que nos trata de manera impersonal y simplista.
Todas estas medidas atentan contra la mujer, atentan a tu vida laboral, a tu vida de madre. Podria  ser opcional. Hay  mamás que sí quieren salir a trabajar a los cinco meses,  bien por ellas.  Habemos otras que nos sacamos la cresta para tener leche y no queremos perder esa única oportunidad en la.vida.
Esto tiene que cambiar.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.