El periférico

El periférico

El periférico es un hombre que está y no está. Llama y no llama. Viene y no viene.
A veces sí, a veces no.
Como que quiero, pero no quiero.
Como que me gustas, pero no lo suficiente para entablar un compromiso contigo.
El periférico te busca cuando quiere sexo. Y antes de concretar el hecho, es cariñoso y hasta, a veces, tierno.
Entonces piensas que por fin se enamoró y la cosa ahora si que sí va en serio.
Eh eh ehhhhhh
Pero la alegría y esperanza de que el periférico quiere sentar cabeza, se desvanece rápidamente cuando después de la intimidad, se pone la ropa rápidamente. Te dice dos o tres palabras de cortesía y se retira a su hogar.
Y no sabes más de él hasta unos días.
El periférico se comunica contigo vía whastapp. Pero poco y escuetamente.
El periférico no te presenta a su familia ni te lleva a las celebraciones familiares.
El periférico no te lleva a los cumpleaños de sus amigos ni tampoco te los presenta.
El periférico te busca, básicamente y digamos las cosas su nombre: cuando está caliente.
Caso contrario, lo hace de vez en cuando y nunca pasa un fin de semana contigo.
Sus visitas son de noche. Cuando no tiene panorama alguno. Cuando está aburrido.
Las mujeres que frecuentan un periférico tienen la secreta gran esperanza que van a cambiar. Que se van a enamorar. Que se van a comprometer.
Pero el tiempo pasa y nada cambia y la angustia de estar con un sujeto así supera lo bien que se pasa cuando estamos con él.
¡No vale la pena!
No lo merecemos.
Una mujer que se quiera, que se valore, jamás va a aceptar las migajas que el periférico le ofrece.
A menos, claro, que ella quiera lo mismo.
Preferimos estar solas y tranquilas antes que intentando hacer que un periférico se enamore de nosotras.
Porque eso, simplemente, es agotador.
Y difícilmente va a suceder.

Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest