El legado después de la muerte que nos deja una madre en redes sociales

Myriam era una mujer pelirroja que amaba la vida. La descubrí en Instagram y la comencé  seguir. Me llamó la atención su fuerza. Myriam tenía cáncer de mama con metástasis. Española, casada y mamá de dos pequeñas. Nunca perdió la fe y el optimismo. Siempre alegre, amable y cariñosa. Las redes sociales nos permiten conocer y descubrir gente espectacular. Aunque tal vez nunca nos encontremos con ellas, a veces nos dejan un legado imborrable en nuestras vidas. Trascienden a través de nuestra pantalla y tocan nuestro corazón de una manera inmensa.

Myrism era @mamaenred en Instagram. Tenía fuerza y coraje. Víctima de una maldita enfermedad de la que no pudo sanarse. Su último post fue de despedid y lo subió el 8 de octubre recién pasado:

”Cuando una de nosotras se va, decimos qué hay una nueva estrella en el cielo. La foto es increíble (aludiendo a un cielo estrellado que posteó), lo malo es que hayan tantas estrellas. Cuando me vaya, me tendrás que pintar un brillito bonito mirando el Baztán”.

Myrism falleció y dejó un tremendo legado a todas quienes la seguíamos. Hace poco escribió:

”Al final todo es muy fácil. Disfruta de lo sencillo. Sé generoso. Cuida de ti y de los tuyos. Sé feliz. Ama. Preocúpate de los problemas importantes. Enriquece tu interior. Y deja que este mundo loco te permita centrarte en tus objetivos”.

una gran mujer. Una tremenda mujer. Sin conocerla la quiero. Un abrazo a todas las que luchan por su vida. No están solas.

Constanza Díaz

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.