El dramático momento que Felipe Vidal vivió con su hijo

Durante su participación en el programa “La Divina comida” que se transmitió el sábado pasado, el periodista Felipe Vidal confesó uno de los peores momentos que ha vivido como padre.

”Cuando tenia dos años, mi hijo Crescente se cayó a la piscina de mi suegro y lo saqué inconsciente de ahí. Yo soy un tipo súper aprensivo. Sabía que la Elisa estaba con la Trini. Entonces comencé a buscar a Crescente. Empecé pieza por pieza. Crescente, Crescente, Crescente. No estaba. Entonces salí y fui directo a la piscina y estaba flotando”.

Emocionado, el periodista señaló que “se te congela la vida. Tu vida para. Porque en ese minuto tu segundo hijo estaba muerto. Porque esa era la verdad. Suena duro pero es la verdad. La Trini que nunca grita comenzó a gritar. Despertó mi suegro y le hizo el masaje que le hizo botar el agua y se puso a llorar”.

“Lo llevamos a la clínica. Nos dijeron que tenia mal pronóstico. Yo me desplomé. Todo pasó muy rápido, acá el que no crea en los milagros está bien pero esto fue un milagro. Mi suegra le puso una estampita de San Expedito, hasta el día de hoy cumple una manda Yo le recé a mi papá que había muerto hacía poco y al Padre Hurtado. Estábamos al borde de su cama, el pediatra se apoya en el borde de ella y se cae. Crescente saltó y su pediatra me dice que no tiene nada”.

Hoy Crescente tiene 15 años y no tuvo secuela alguna de su accidente.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.