Testimonio: El dolor más grande, perder a un hijo

Dia 1:

Nace mi hija. Formamos apego inmediato. Tomó una hora de pecho. Tengo 19 años y es mi primera hija y estoy feliz.

Después de tomar pecho se quedó dormida y vinieron las visitas, familia y amigos. Mi pareja es el más feliz de todos. Le saca mil fotos y quiere tenerla en brazos todo el tiempo.

Día 2:

Nos vamos a casa con mi potita. Al llegar estoy muy cansada y nuevamente llegan visitas. Mi papá la ve por primera vez y se molesta porque le digo que se vaya luego porque de verdad estoy muy cansada.

Día 3:

Mi mamá llega temprano a ayudarme a ver a mi potita y hacer las cosas de la casa. Mi mamá está encantada con su única nieta de su única hija. Es un día tranquilo, mi potita come, duerme y caga. Como todos los recién nacidos.

Día 4:

Mi hija está muy despierta. Abre sus ojos y es hermosa. Todos dicen que se parece a mí pero su boca es igual a la de su papá.

Día 11:

Mi potita despierta a las 5 de la mañana a tomar teta. Duerme con nosotros en la misma cama. Chupa tete y toma teta. Le cambio pañales y le doy pecho. Le saco sus chanchitos y se la paso a su papá. Hoy tenemos que ir al centro a comprar cosas para ella. Él la hace dormir de lado en su brazo. Me acuesto un poco más allá y la veo. Estábamos felices

Hija mía, no te escucho. Amor no he sentido a la niña. Vela, por favor. Mejor dámela a mí. La doy vuelta y mi hija tiene sangre en la nariz y está blanca. Entramos en pánico. Se la llevan al hospital en un colectivo. Luego llego yo. Me dicen que mi potita falleció de un paro. Paso a verla, la tomo en brazos, la beso y le hago cariño. No me lo podía creer. El doctor me dice que nada se podía hacer.

Hija mía, mi ángel, yo te amo. Dejaste un vacío en mí alma. Tu papá y yo tratamos e vivir sin ti pero sin ti ya no hay vida. Fueron los 11 días más felices de mi vida. Amaba cuando te reías durmiendo o hacías ooooo con tu boquita. Amaba tus ojos y tu carita.

Gracias por darme tanta felicidad puto destino y puta vida.

Anónimo

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest