Discriminada en el trabajo por ser mamá

Quiero compartir con alguien lo discriminada que me he sentido al regresar a mi trabajo una vez que terminó mi postnatal parental.

Regresé al tiempo que correspondía, es decir, cuando mi bebé tenía 5 meses y medio.

Volví porque tenías ganas de retomar mi vida laboral, regresé porque me encanta trabajar y me gustaba mi lugar de trabajo. Quería hacerlo. Estaba muy entusiasmada y motivada.

Me partí el lomo muchos años antes de embarazarme, fui siempre la mejor evaluada; con 8 meses de embarazo no tenía problemas con realizar horario extra, trabajar un sábado, cuando mi horario de trabajo es de lunes a viernes. Con tremenda panza iba igual. E iba feliz. Porque amaba mi trabajo y mi lugar de trabajo.

Pero al regresar después de tener a mi bebé todo cambió. Fue como volver a otro lugar. Otro escenario.

Nunca me regresaron a mis funciones, la persona que me reemplazó sigue con MI trabajo. Ha pasado  más de un año de esto y todavía  estoy en el aire. Lo más probable es que me despidan, porque no tengo un puesto definido.

¡Qué injusto! ¿A caso no saben lo difícil que es el separarme de mi bebé? Lo complicado que es dejar un bebé de meses en un lugar donde no sabes cómo lo van a cuidar. Es muy angustiante desprenderse de lo más importante que tienes, tan frágil.

Ademas de todo este proceso doloroso para una como mamá,  me he sentido denigrada y humillada  como mujer trabajadora. Estoy  de manos atadas para buscar otras oportunidades laborales, ya que nadie contratará a alguien a la que le deben pagar sala cuna.

Di todo por una empresa a la cual solo le pedía lo mínimo y me dio vuelta la espalda por el gran “pecado” de ser mamá.  Llevo seis años en esta empresa, seis años que si todo por ella. Ahora no la reconozco. Me falló. Me siento totalmente discriminada y ahora sé lo que es ser mujer y madre en un mundo adonde te cierran las puertas después de parir. En un mundo adonde te ponen techos y trabas para surgir como profesional, sólo por ser mujer. Sólo por haber sido mamá. Da rabia e impotencia. Mucha rabia.

Anónimo

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.