Depresión post parto: Atenta a estos síntomas

Son muchas las mujeres que padecen de depresión post parto y no lo saben. No se atreven a consultar a un especialista ni a contar lo que sienten. Aún más, se llenan de culpa y frustración por no ser la madre alegre, sonriente y agradecida que todos nos han mostrado. Acabas de ser bendecida con un hijo. Deberías de estar feliz, ¿o no?

La depresión post parto es una enfermedad real que debe ser tratada por el bien tuyo y de quienes te rodean. Porque para cuidar a tus hijos es indispensable que te sientas bien contigo misma. Sana.

No dejes pasar estas señales que a continuación te diremos y cuéntale a tu médico tratante y tu círculo más cercano lo que te ocurre. No guardes silencio. Hay mujeres que han preferido quitarse la vida porque no han podido con ella.

Busca ayuda.

1. Trastorno del sueño. No puedes dormir. Ni siquiera cuando tu bebé duerme.

No puedes dejar de dormir. No eres capaz de levantarte de la cama. Sólo quieres dormir. Cualquiera de los dos casos, dificultad para conciliar el sueño o sólo querer dormir son señales de alerta.

2. Irritabilidad y cambios bruscos de ánimo. Estás molesta, triste, lloras sin motivo. Estás de mal humor, te enojas con facilidad y sin razón aparente.

3. Te falla la menoria, te olvidas de cosas. No puedes concentrarte. Te cuesta mucho mantener el foco en algo.

4. Pérdida de interés en situaciones a o actividades que antes te gustaban. No tienes ganas de hacer cosas. No tienes ánimo. No quieres ver gente. Te despreocupas de ti. De arreglarte. Pierdes todo interés en tu persona y en lo que antes te resultaba atractivo. Incluso, pierdes interés en tu pareja lo cual no significa que ya no lo quieras. Simplemente, no puedes. Apenas tienes energía para levantarte de tu cama.

5. Estás ansiosa. Te dan ganas de comer y no puedes parar o, al contrario, no puedes tragar bocado. Te sientes mal, inútil. Te da terror quedarte sola con tu bebé. Sientes que no puedes cuidarlo. A veces, ni siquiera, puedes pararte de la cama cuando está llorando. No toleras su llanto y te cuestionas tu capacidad de ser madre. Te arrepientes, incluso, de haberlo sido.

6. Tienes pensamientos oscuros, piensas en que para qué estás acá. A veces, cruza por tu mente la idea de terminar con tu vida.

7. Experimentas sentimientos negativos hacia tu bebé. Sientes rechazo hacia él. No quieres cuidarlo. No te sientes capaz. No a todas les pasa pero puede suceder.

Por  favor, si tienes cualquiera de estos síntomas y no ceden, consulta inmediatamente a un especialista. La depresión post parto tiene tratamiento. No dejes pasar tiempo. Consulta ya. Por tu bien y por quienes te rodean. Recuerda que esta es una guía y no significa que tengas cada uno de estos síntomas.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.