Decidí entregarle mis hijos a su padre y comenzar otra vez, nunca más los vi

No quiero dar mi nombre porque me da vergüenza lo que hice y aún así, no me arrepiento. Hace dos años que entregué a mis niños a su padre. Yo ya no podía. No podía más. Tuve dos hijos. Diana y Maximiliano. Tenían un año y siete meses de diferencia y nunca pude salir de una depresión post parto que me consumió el cuerpo, la mente y el alma. Mis niños tenían 5 y 3 años cuando esa tarde de octubre los dejé con su papá. Los abracé, los llené de besos. Les dije que me iba de viaje y ya volvía. Y no volví nunca más. Llámenme como quieran, mala madre, horrible mujer. Desnaturalizada. Lo sé. Lo acepto y entiendo que me digan así. No me molesta porque lo sé. Lloré mucho. Por días y días. No podía comer, no podía dormir. Todo me recordaba a ellos pero no podía cuidarlos. No era capaz. La depresión me mató en vida y no hubo tratamiento que me sacara de ella. Sentía que me faltaba el aire, que me ahogaba de a poco. Estuve a punto de matarme. No tenía a nadie. Ni familia, ni amigas. Nadie. Mi madre murió hace años y a mí padre nunca lo conocí. No tuve hermanos. Las pocas amigas que tenía no sabían por lo que estaba pasando. Por ese infierno en vida. Yo disimulaba y siempre decía que estaba bien.  No vi más a mis niños porque no fui capaz. No quise hacerles más daño. El padre es un buen hombre y sé que con él están bien. Conmigo nunca lo hubieran estado. Vendí todo lo que tenía y me vine al sur. Acá empecé otra vez. Acá nací otra vez. Nadie sabe que estuve casada y que abandoné a mis dos hijos. A veces quisiera llamarlos pero luego pienso que les haré mal. Tal vez en el futuro nos encontremos otra vez. No he sabido nada de ellos. Tampoco me comunico con el padre. Él no me llama y yo tampoco lo hago. Sé que están bien sin mí. Me dan ganas de desaparecer. Trabajo en un supermercado.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest