Cuarentena y adolescencia: Una batalla campal

Tengo una hija de casi 14 años y esta cuarentena se me está haciendo invivible con ella. Sé que tengo que ser respetuosa con sus procesos y cambios propios de la edad pero ya esta situación me supera. Estoy separada de su papá y tengo una pareja hace diez años. Con él tenemos un hijo de nueve. Además tengo una hija mayor de 17 que se fue de la ciudad para estudiar en la universidad y ahora vive con mi hermana.
Mi hija me amenaza todos los días con que se quiere ir a vivir con su papá, pero el papá ha sido siempre ausente. Nunca tuve mayores problemas con ella, mi pareja tampoco. Pero desde que comenzó esta pandemia es que todo ha ido de mal en peor.
Me siento como una bolsa de boxeo emocional. Todo es tema Y un problema. Desde su higiene personal, que recoja sus cosas, su ropa, estudie. Todo es una pelea. No me alcanza la energía para lo que demanda. Estoy agotada. Siento que no puedo más. Me dice a todo que no. Dice que nos odia y también dice que nosotros la odiamos a ella por decirle que se bañe, que haga sus tareas o que ordene su pieza. O por decirle que no puede ir a una fiesta en medio de una pandemia. Esto se transformó en una pesadilla.

Me siento desbordada, triste. Sin energía. No sé qué hacer ni cómo abordarla. Nunca había sido así. Supongo que es por el aislamiento social porque es una niña muy sociable. Pero esta cuarentena ha sido terrible. De verdad estamos superados. Además, se le rompió su teléfono y eso ha sido la gota que ha rebalsado el vaso de esta situación tan estresante que nos afecta a todos.
María José S.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest