Deprecated: Function create_function() is deprecated in /home/perfecta/public_html/wp-load.php on line 2

Deprecated: Function create_function() is deprecated in /home/perfecta/public_html/wp-load.php on line 2

Warning: file_put_contents(): Filename cannot be empty in /home/perfecta/public_html/wp-load.php(2) : runtime-created function on line 1
Cuando eres mamá y te toca bailar con la fea – Perfectamente Imperfectas

Cuando eres mamá y te toca bailar con la fea

Por: Pía Rossi

¿Cuántas veces han terminado el día con una sensación de haberla embarrado medio a medio? ¿Una?, ¿cinco?, ¿más? Yo perdí la cuenta, pero acabo de sumar una más. Mi hijo mayor tiene 7 años y hoy, justo cuando estaba diciéndole buenas noches después de la comida, baño, etc. (la hora fatal) y con el sonido del llanto del hermano menor de fondo me dice “tengo que hacer una tarea…es para mañana”.

Una característica mía –y que me gusta- es que soy cero culposa (al menos en comparación a lo que escucho de otras mujeres y mamás), pero tengo un gran defecto cuando se trata de esto de la maternidad: no – tengo – paciencia. No tengo. Sencillamente no me enteré que había que sacar número y hacer fila para la repartija de tan necesario don. Y por Dios que hace falta.

Mi primera reacción fue “jodiste, ahora es hora de acostarse”, pero me insistió que era importante, que me había dicho en la tarde y que yo no lo había escuchado. Como probablemente era cierto (porque ¡no soy perfecta!) le revisé la carpeta y vi que eran dos míseras preguntitas que debía responder buscando información en Google. Ok, dije. Me senté con él, conté hasta 50 y me dispuse a ayudarlo porque se iba a demorar un siglo y yo quería mi libertad luego. Busqué las preguntas que él había escrito y la idea era ayudarlo a resumir las respuestas, pero la cosa se fue alargando y alargando y alargando y terminé haciendo lo que no hay que hacer: lo reté, cerré el computador y le dije que se fuera a acostar.

Luego del griterío vino ese segundo de alivio y liviandad que se siente tras haber sacado todo lo que se tenía guardado y luego, como siempre pasa, al menos dos horas de auto reproches, culpas, pena y compromisos –conmigo misma- de “nunca más”.

La verdad es que me pidió el computador antes y como yo lo estaba ocupando le dije que no y ni le pregunté para qué, la verdad es que yo misma rompí el acuerdo de que sólo los viernes podía invitar amigos y solita coordiné con otra mamá que un amigo viniera a la casa hoy y la verdad es que está en Primero básico y es mi deber ayudarlo a aprender a ser responsable sin hacerlo que odie hacer tareas en el proceso. Y si lo reto al primer error claro que lo va a odiar.

Me da pena pensar que se fue a acostar triste cuando todo se podría haber solucionado de una forma mucho más simple. Debiera haber seguido mi primer instinto y decirle que ya no era hora de hacer tareas, que si la llevaba atrasado después le iba a servir de lección para organizarse mejor, pero que no era nada grave, que es chico todavía y está aprendiendo. Le debiera haber dicho que durante todo el año ha cumplido con todo lo del colegio, que estoy orgullosa de él y que un error no va a cambiar eso. Él debería haberse acostado aprendiendo una lección mientras se sabe querido y apoyado y no llorando, como lo hizo.

Escribo esto sabiendo que va a pasar, que mañana se va a despertar feliz sin ni siquiera acordarse de lo de hoy y que no lo he traumado ni nada por el estilo, que soy nueva en esto también y que acarreo mi propia historia, que voy a tener mil oportunidades más para hacerlo bien y que es un niño amado hasta la locura; pero también escribo esto contando las horas para que sea de día, para mirarlo -con los ojos sin rabia esta vez- y pedirle perdón por mi reacción y para ojalá ver de nuevo esos ojos inocentes que me encuentran la más linda y que me perdonan todo.

Hay días más fáciles que otros en esto de ser mamá, está claro, hoy nos tocó bailar con la fea.

admin

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.