Confesión: “Fui mamá y perdí todo deseo sexual por mi marido”.

Tengo 31 años. Llevo cinco años de matrimonio. Amo a mi marido, pero ya no siento deseo sexual por él. Nada. Tenemos dos hijos. De cuatro y tres años. Todo comenzó cuando fui mamá por primera vez. Se me anuló el deseo. Se me fueron las ganas. Pensé que era cosa del post parto. La revolución de nuestro cuerpo después de parir. Pero no. Pasó el tiempo y seguí igual. Hacía el amor por compromiso pero no por ganas. Es terrible sentirse así. No se lo deseo a nadie. Luego quedé embarazada de mi hija menor. El martirio siguió. Me culpo a mi misma por no sentir atracción sexual hacia él. Fui al doctor. Fui a la psicóloga. He hecho de todo. Nos hemos dado tiempo para nosotros dos, como me aconsejó mi terapeuta, para reencontrarnos como pareja. Así como cuando aún no teníamos hijos. Porque antes de tener hijos yo era una mujer “normal”. Disfrutaba del sexo. Teníamos una vida sexual plena. Espectacular. Disfrutaba cada vez que estábamos juntos.

Hemos usado gel, estimulantes, juguetes sexuales. Todo lo que nos han aconsejado. Nos hemos ido fines de semanas solos y hemos dejado a los niños con mis papás y no puedo conectarme con la mujer que fui. Me da pena y rabia decirlo. Quisiera volver a sentir esas ganas y ese placer que sentía antes. Sé que no es falta de amor. Pero algo en mí se quebró cuando fui mamá. Esto no se lo he contado a nadie. Lo hemos hablado con mi esposo y a mi Psicologa. Y no paramos de trabajar para revertir esto. Me siento culpable.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.