¿Cómo transmitir la seguridad emocional a los niños?

En ocasiones nos preguntamos por qué nuestro hijo no se separa de nosotros  o le cuesta que lo dejemos en algún lugar, o llora en ocasiones. Por qué tiene mal dormir o terrores nocturnos y como consecuencia duermen en la cama de sus padres …(en general por que los padres optan por dejarlos en su habitación matrimonial). Todo esto tiene su causal y poco a poco debemos como padres estar atentos y detectar el por qué no logramos esa estabilidad emocional que tanto buscamos para nuestros hijos.

Debemos estar atentos al tipo de vinculo que creamos con ellos y con el resto y cómo respondemos frente a este vinculo.

En relación al apego que se va formando y la autoestima que vamos moldeando en nuestros niños, la cual es muy importante para optar a tan mencionada “estabilidad” , que sin ella nuestros pequeños difícilmente llegarán a ser personitas alegres e integrales. La afectividad presente en el dia a dia, en las rutinas diarias es la que producirá el apego. Como consecuencia damos autonomía. Lo importante es siempre no sobrepoteger. Ahí  llegamos a un punto importante, ya que cuando dejamos a nuestros hijos durmiendo en nuestra cama “siempre” (por miedos o aprensiones personales) estamos transmitiendo nuestros temores e inseguridades..y lo que menos tendrán nuestros hijos, valga la rebundancia es “seguridad emocional”.

Si queremos que tengan tan preciada autonomía debemos apoyarlos en esta labor de dormir en sus dormitorios, ayudar con las labores del hogar, por muy pequeñas que sean, guardar sus juguetes, recoger su ropa, ayudar en rutinas diarias que por minimas que sean, para ellos serán muy significativas. No los subestimemos, ellos son capaces de muchas cosas y más de las que creemos.  Muy seguido escucho decir:  “Pero  si es una guagua”.

Hoy en dia un niño de 3 años ya no es una guagua, es una persona pequeña que logra pensar por si mismo y decidir hasta lo que quiere comer.  Por eso es importante “escucharlos” “comprenderlos” “contenerlos”, pero no SOBREPROTEGERLOS. No les hacemos ningún favor. Evita caer como madre o padre en la hiper parentalidad porque es ahí cuando en vez de entregarles herramientas a nuestros hijos para que sean autónomas y se atrevan a hacer cosas solos, los coartamos y no los dejamos crecer. Finalmente son ellos los que serán adultos inseguros que necesitarán la aprobación de mamá hasta para qué ropa ponerse para su primera entrevista de trabajo. Soltemos a nuestros hijos lo cual no significa dejarlos solos. Significa dejarlos crecer sin apretarlos.

Lorena Ananias

Mamá de tres y educadora de párvulos, diplomada en Baby Signs.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.