Cómo regresar a trabajar y continuar con la lactancia materna

Por Patricia Guzmán, periodista y asesora de lactancia

Uno de los momentos más angustiantes para las mamás es el regreso al trabajo. El apego logrado en pocos meses ha sido tan increíble que el hecho de separarse del bebe crea un sentimiento de culpa y tristeza que sólo el tiempo calmara. Encontrar el equilibrio entre tu trabajo y la crianza puede ser inquietante, porque finalmente alcanzaste una lactancia exitosa o medianamente buena y quieres seguir.

 

Antes de reincorporarte a tu vida anterior,  infórmate y organiza lo que debes hacer para que el modelo de crianza conseguido hasta ahora continúe.  Sin duda, esto te ayudará a estar más tranquila cuando estés lejos de tu bebe, porque aunque no queramos,  la culpabilidad y sentimiento de abandono nos invaden. Si nos organizamos créanme que los sentimientos serán menos culposos y trabajarás tranquila, sabiendo que todo en casa sigue relativamente igual.

 

Lo primero es anotar todo lo que haces con tu bebe: rutinas, hábitos, juegos, cantos, etc,  anota todo el modelo de crianza que has establecido en estos meses y compártelo con la persona que cuidará a tu bebe.   Debes de preocuparte de almacenar leche desde antes.

Aunque algunos países tienen leyes que benefician a la madre en sus licencias de maternidad, existen otros que no favorecen justamente a que el bebe reciba el cuidado adecuado en sus primeros meses de vida. Por ejemplo, Chile es pionero en Latinoamérica en otorgar un tiempo razonable para permanecer con su bebe. Le permite a la trabajadora dejar sus ocupaciones 6 semanas antes del nacimiento y 12 semanas después del parto, más un fuero maternal (no se puede despedir a la madre hasta un año después del alumbramiento), esto es una ayuda importante para la madre, pues le permite organizar y prolongar más la lactancia. En cambio, México sólo tiene 42 días antes y 42 días después del nacimiento para estar con tu bebé, sin fuero maternal, es decir la madre debe volver a trabajar cuando el bebé tiene 1 mes y medio de nacido, lo que hace que muchas mujeres dejen sus puestos de trabajo o bien, deban organizar con más premura su almacenaje de leche.

Organizando la lactancia:

Hoy en día la extracción de leche materna es muy sencilla, gracias a todos  productos que existen en el mercado exclusivo para ello; como sacaleches eléctricos o manuales y bolsas almacenadoras de leche materna.  Pese a que existen todos estos recursos y la madre toma la decisión de hacer el esfuerzo por seguir con la lactancia, la desconfianza de hacer su propio banco de leche radica en su conservación, es decir el temor que la leche se eche perder si se guarda. Esto genera algunas inquietudes ¿Se pierden las propiedades si la congelo? ¿Cuánto tiempo dura? ¿Puedo llevar la leche a temperatura normal? ¿Cómo se descongela?

 

 

10 consejos para regresar a trabajar y continuar con la lactancia:

 

1-Organiza y anota todas las rutinas y hábitos de tu bebe. Entrégaselas a la persona que lo cuidará. Intenta que esa persona lo conozca unas semanas antes. Un tips buenísimo es dejarle a tu bebé tu pijama (que usaste durante la noche)  para que lo huela durante el día. No estarás con él, pero con tu olor sentirá tu presencia.

2- Compra bolsas recolectoras de leche materna y  un saca-leche (deberías tenerlo desde el inicio de la lactancia) ya hay varias marcas en el mercado, de preferencia compra un  eléctrico, extraen mejor y no es tan cansador. También puedes guardar tu leche en cualquier envase que tenga el logotipo  de una copa y un tenedor  (apto para uso alimenticio) o que sean con tapa hermética.

3- Comienza un mes antes a extraerte leche, con más antelación no conviene  porque la composición  va cambiando según crece el bebe. Trata siempre de congelar  las medidas justas, porque una vez descongelada debes consumirla toda.

4-La leche puede permanecer de 5 a 6 horas a temperatura ambiente a no más de 25 grados y de preferencia debes trasportarla en una bolsa isotérmica o un termo. Si la leche está más tiempo expuesta puedes poner bloques de hielo a su alrededor.

5- No la manipules demasiado, ni la cambies de recipiente, debe tener el menor contacto con el aire.

6- La leche se conserva de 2 a 3 días en el refrigerador, unos 4 meses en el congelador y hasta 6 meses en un congelador con compartimiento individual.

7-Cuando te saques leche, déjala enfriar una media hora en el refrigerador antes de congelarla.

8- Existen varias formas de descongelar la leche sin perder sus propiedades. La más aconsejable es dejarla a temperatura ambiente unas dos horas o bajarla al refrigerador la noche anterior. Otra forma para cuando andamos con prisas es introducir la bolsa congelada en un recipiente con agua tibia (no hirviendo) como a baño maria, pero sin fuego o bien en el chorro de agua tibia.

9-Cuando guardes la leche es necesario etiquetar por fechas y hora de extracción y consumir las más antiguas primero.

10- Lo más importante para que la lactancia continúe es sacarte leche durante la jornada laboral cada 3 o 4 horas.  Unos 5 o 10 minutos. Así se seguirá estimulando el pecho, como si el bebe siguiera amamantando directamente.

 

Una última sugerencia tal vez cursi, pero funcional, es  llevar al trabajo ropa de tu bebe y sentir su olor.  Esto ayudará aunque no lo creas a estimular la producción de leche, porque sentirás más cerquita a tu pequeño y podrás en ese momento tan íntimo reconocer el esfuerzo que quizás dure unos días, unas semanas o meses, pero sea el tiempo que sea,  ahí  escondida en algún rincón de tu trabajo, intentas realizar un hermoso acto de amor por ese pequeño que te espera en casa.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest