Cómo enfrentar las fiestas de fin de año cuando hay una crisis familiar

Para muchos y no pocos, las fiestas de fin de año son sinónimo de estrés. Especialmente, cuando hay temas familiares presentes tales como separaciones de pareja o alguna muerte o enfermedad de un familiar cercano.

No es fácil enfrentarse a estas fechas cuando tenemos una situación familiar presente en nuestras vidas. Nos invade la pena, la nostalgia y, algunas veces, la soledad. Sobre todo si es que hemos perdido a un ser querido o hemos pasado por un divorcio.

Ya no están las personas que queríamos, el escenario ha cambiado y es duro. El comercio se llena de luces y árboles de Navidad, la gente pareciera estar más alegre que de costumbre pero una persona que está viviendo una situación difícil tiende a deprimirse en estas fechas y no logra sintonizar con la alegría del resto. En el caso de haber pasado por una reciente separación de pareja, hay que enfocarse en los niños porque para ellos estas fechas son importantes y se llenan de emoción. Que nada les opaque la inocencia y el espíritu navideño característico en ellos. Es importante, por muy tristes que estemos, no manifestarles nuestros sentimientos de pena y hacerles estas fiestas lo más mágicas posibles. Los niños nada tienen que ver con los problemas de los adultos, ellos tienen derecho a tener una infancia tranquila y libre de conflictos de pareja o familiares. Debemos hacer un paréntesis y esforzarnos por ellos.

Si a tus hijos les toca pasar esta Navidad con su padre, pues déjalos que vayan tranquilos y contentos. No expreses tu pena porque no la vas a pasar con ellos. No les digas que los extrañarás porque sólo conseguirás llenarlos de culpa y de angustia. No van a disfrutar y van a sentir que están traicionando a uno de sus padres: o la madre o el padre según sea el caso. Incluso, si te tocara pasar la Navidad sola, si no tuvieras familiares para cenar esa noche, no le hagas ver eso a tus niños. Ellos tienen derecho a pasar esta fecha con su papá y podrán estar juntos al día siguiente o cuando regresen. Hacerse la víctima frente a los niños no es una buena jugada y tarde o temprano te pasará la cuenta. La Navidad es especial para ellos. Déjalos que sigan teniendo esa ilusión que los adultos ya perdimos.

Yo sé que es difícil enfrentar estas fechas cuando tenemos situaciones familiares complicadas. También fui niña y también mis padres estaban separados por lo que hablo desde la vereda del frente, desde la vereda de los niños: ellos no tienen nada que ver con nuestros problemas, hagamos todo los posible para que tengan unas felices y tranquilas fiestas y que siempre las recuerden con alegría y no como una fecha que quisieran borrar del calendario por haber visto a una mamá o un papá triste y deprimido.

Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest