Cómo ayudar a una mujer que acaba de parir

Convertirse en madre es un acontecimiento que cambia la vida por completo. Cuesta acostumbrarse a este nuevo rol y es en esos momentos, y más que nunca, que necesitamos sentir que no estamos solas porque cuando tenemos un hijo y llegamos a casa con él, nos sentimos más solas que nunca.

1. No dejes de lado a tu amiga que acaba de parir. Llámala, escríbele, escúchala. No la dejes sola. Pregúntale cómo está. Acércate a ella.

2. Si tiene hijos mayores, ofrécete a ayurdar a la nueva mamá con el cuidado de ellos. Si van al mismo colegio con tus hijos, ofrecectu ayuda en el traslado. Los niños mayores no necesitan a mamá todo el día así como la necesita un recién nacido. Ayúdala con ellos. Le simplificarás mucho su trabajo.

3. Llama a tu amiga que acaba de parir y dile que vas a ir a su casa. Siempre anuncia tus visitas. Llévale algo para comer, siéntate un rato a conversar con ella. Hazla parte de la vida porque ella seguramente siente que ya no es parte de ella.

4. Si el tiempo está bueno y no hay problemas en sacar a un bebé a la calle, organiza una tarde de amigas o familia. Invita a la nueva mamá a almorzar, a tomar un café. A una junta de amigas. Ayúdala con el bebé para que ella pueda distraerse un poco y salir de casa a ver otras personas y lugares.

5. Nunca dejas de llamar y preguntar cómo está la mujer que acaba de parir. Nunca la dejes sola. No pienses que molestas. Al contrario, esa mujer necesita saber que alguien se preocupa de ella, que alguien está pendiente de ella. Porque todos se preocupan del bebé pero mamá pasa a último lugar. Has tú esa diferencia y muéstrate interesada por saber cómo está y qué necesita. Harás una tremenda diferencia en esa nueva mamá.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.