Cistitis y el terrible dolor al orinar

Por Pía Berríos

Unos de los principales motivos de consultas el último tiempo son las infecciones urinarias (ITU) por este motivo me decidí a escribir esta columna, para derribar mitos y dar algunos tips para reconocer síntomas, causas y tratamientos.

En Chile, se notifican 70.000 infecciones urinarias al año y cada una de ellas prolonga la estadía en diez días cuando se diagnostica en el hospital. Más de 95% de las ITU son causadas por un solo agente bacteriano; alrededor de 40% de la población adulta ha tenido un episodio de ITU en su vida; 25% de las mujeres en edad fértil, es decir, entre 20 y 40 años de edad, va a presentar algún episodio; de ellas, un tercio va a recurrir a los seis meses de la infección inicial. Finalmente, entre 10 y 15% de las mujeres mayores de 60 años van a tener recurrencias frecuentes, pero menos de 5% corresponderá a recaídas y la mayoría serán reinfecciones (estudio realizado por la universidad de chile 2014).

Primero que todo una ITU se define como la existencia de gérmenes en la orina por infección de uretra, vejiga  riñón o próstata en caso de los hombres, con mayor incidencia en mujeres, éstas pueden ser sintomáticas como asintomáticas, para las que alguna vez hemos tenido una ITU sintomática es muy fácil reconocer de qué se trata: dolor intenso mezclado con una especie de ardor al momento de orinar, acompañado de una horrible sensación de escalofríos y lo peor de todo es que no tienes claro si terminaste de orinar o aún falta, algunas veces acompañado de fiebre y una presión en la zona pélvica que te dificulta hasta para camina, definitivamente ¡HORRIBLE¡.

No muchas personas saben que cuando existen infecciones recurrentes se puede deber no tan sólo por contaminación como es en el mayor número de casos, si no también por una mala higiene postural al orinar, me refiero a la postura que adoptas al orinar, así es, tú postura juega un rol importante al momento de orinar:

  • Tu ropa siempre debe estar bajo tus rodillas
  • Rodillas deben estar separadas a la distancia de tus hombros
  • Pies en 90* a nivel del piso
  • Mirada al frente
  • Concéntrate

Adoptando esta postura y lo más importante concentrándote al orinar podrás darte cuenta si orinas, ¿sólo de un chorro? ¿Más de uno? ¿El chorro tiene dirección? ¿Hay un cambio en la dirección del chorro? Cada cambio o diferencia es por algún motivo que servirá para que el médico o kinesiólogo pueda saber detalles de tu patología.

Pues bien acá de dejo unos tips para evitar la temida ITU:

  • Orina cada vez que tengas relaciones sexuales; aquellos microbios y bacterias presentes en la zona genital y en el recto pueden entrar y acumularse en la uretra, corriendo el riesgo de que se produzca unainfección en la vejiga. De hecho, se ha demostrado que ésta es una de las causas más comunes de las infecciones en las vías urinarias de las mujeres, y es por ello que, a fin de evitarlas, los especialistas insisten en la importancia de orinar justo después de tener relaciones.
  • Utiliza además lubricante a base de agua esto evitara irritaciones por roce al momento de tener relaciones.
  • Evita Duchas Vaginales; Muchas mujeres para evitar embarazos lo realizan.
  • Evita estar con ropa o trajes de baño mojados por mucho tiempo.
  • Procura limpiar de adelante hacia atrás una vez que termines de orinar, así evitaras contaminación cruzada.
  • Evita el uso de jabón en la zona vaginal, si utilizas procura que sea especial para la zona, así no alteraras tu pH.

 

Un dato no menor es el embarazo aumentamos el riesgo de crear una ITU ¿sabes por qué?; La segregación de la hormona progesterona durante el embarazo relaja los músculos de los uréteres (las vías que conectan la vejiga y los riñones) dilatándolos y provocando que el flujo de orina se haga más lento, por lo que tarda más tiempo en atravesar las vías urinarias y eleva el riesgo de que las bacterias se reproduzcan y actúen. La progesterona también provoca la relajación de los músculos de la vejiga, con lo cual es más difícil vaciarla por completo y se eleva el riesgo de reflujo de la orina, lo que puede provocar que la orina vuelva a subir hacia los riñones. Durante el embarazo, el pH de la orina cambia, se vuelve menos ácida y más propensa a contener glucosa, elevando así el riesgo de proliferación de bacterias.

Existen diferentes tratamientos para las ITU y este dependerá del médico tratante, de las enfermedades del paciente (diabetes, defensas bajas, alergias etc.) ¡NO TE AUTOMEDIQUES!

Desde el punto de vista Kinésico hay variadas terapias para ayudar a que esta patología no sea recurrente, como por ejemplo ayudar a corregir higiene  postural, ejercicios de fortalecimiento y reconocimiento de suelo pélvico.

¿Tienes dudas? Escríbeme a mi página y encantada te ayudare https://www.facebook.com/Kinesiologiapelvica/.

Pía Berrios Álvarez

Kinesióloga Especialista en Embarazo, disfunciones sexuales y Enfermedades Genitourinarias.

Centro Kinesiología Pélvica y Embarazo, stgo centro

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest