Ámbar, perdónanos por favor. La culpa es de todos

Me siento culpable. Acá estoy cómodamente en mi casa con mis niños mientras afuera la gente está matando a niños, violándolos. Quitándoles la vida, los sueños, el futuro y la esperanza. Algo hemos hecho realmente muy mal para que esto esté sucediendo. Mentes enfermas. Mujeres que se toman la maternidad a la ligera. Sin consciencia. Sin respeto por sus hijos. Mujeres que no deberían de reproducirse más. Nunca más.

Da rabia. E impotencia. Porque esta sociedad es un asco. Porque desde la cuna nacen criaturas que no tienen esperanzas en núcleos de familias disfuncionales que no son capaces de hacerse cargo de ellas. O no quieren. Les da igual. Más importante es la adiccion a la droga. O la calle.  Nadie se hace cargo de estos pequeños inocentes en manos de gente enferma que es capaz de todo lo peor que uno se puede imaginar. Tanto así que el equipo médico que atendió ese día a Ámbar, tuvo que recibir terapia psicológica. Como la peor de las películas de terror.

Hoy te pido perdón, pequeña. Porque todos te fallamos. Te falló el pais y cada uno de nosotros que sigue cómodamente en su casa mientras allá afuera cosas terribles seguirán pasando. El cambio debemos generarlos todos sin excepción.

Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.