¿Alimentación saludable? Si se puede

Ad portas del verano, muchas personas comienzan dietas estrictas (muchas veces encontradas por ahí y sin ninguna supervisión de un especialista) o llenan los gimnasios para hacer rutinas agotadoras pensando que en tres meses lograrán lo que dejaron de lado durante gran parte del año.

 No se trata de kilos, sino de salud. Tefal y la nutricionista Carolina Pye comparten algunos consejos para cumplir ese plan que tanto has pensado: cómo adoptar una alimentación saludable como estilo de vida.

 ¿Tendré que privarme de lo rico? ¿Nunca más comeré preparaciones dulces? ¿Mi dieta solo serán recetas desabridas y poco atractivas? No te asustes, lograrlo es más fácil de lo que imaginas y sin necesidad de tantas restricciones.

 Carolina Pye explica que “no da lo mismo lo que comamos porque ‘uno es lo que come’. Si tenemos una alimentación poco sana, eso se traducirá en que el organismo estará poco saludable y más predispuesto a enfermar”.

 Agrega que “llevar una alimentación saludable es un estilo de vida y, por lo general, si comes sano te sientes mejor, andas con mejor ánimo, irradias salud, te entusiasma hacer actividades sanas, como las que se realizan al aire libre, por ejemplo. Las personas que llevan una alimentación adecuada son más felices y eso se nota”.

 Sobre cuándo empezar, la nutricionista explica que es altamente probable que los padres que inculcan un estilo de vida saludable a sus hijos logren que ellos repliquen su ejemplo en la vida adulta y tengan menos enfermedades asociadas a los malos hábitos de vida. “De todos modos, nunca es tarde para empezar a comer mejor”.

 “Llevar una alimentación no es difícil ni más caro, como muchos creen: solo se necesitan las ganas y estar dispuesto a hacer cambios, porque en la mayoría de los casos, llevamos toda la vida comiendo mal” dice.

 El secreto para tener el peso adecuado

La alimentación saludable tiende a confundirse con “dieta” o “régimen” caracterizados por restricciones de alimentos que nos encantan y la obligación de comer, por ejemplo, lechuga todo el día o pasar hambre. Es un error. Una alimentación saludable es compatible con sabor, comida rica y quedar satisfecho porque implica comer de todos los grupos de alimentos, pero en las proporciones adecuadas”, dice la nutricionista.

 Idealmente es importante incorporar el ejercicio “ya que la alimentación es solo una parte de la ecuación. Para tener un peso saludable se debe equilibrar el ingreso de energía al organismo (a través de los alimentos) y el egreso (a través del movimiento, entre otros factores). Si se come más de lo que se gasta por moverse, se sube de peso principalmente en forma de grasa, la cual aumenta y genera muchos problemas de salud. Por el contrario, si comes menos de lo que gastas moviéndote, bajas de peso. Si bien eso es lo que generalmente se busca, se debe tener cuidado con las restricciones que se hagan, ya que hacerlo de forma excesiva o sin supervisión, puede tener consecuencias negativas para la salud” dice.

 ¿Cómo lograr una alimentación saludable y no sucumbir en el intento?

Como consejo “se debe privilegiar el consumo de alimentos naturales, reduciendo al mínimo los productos ultra procesados, optando por cocinar en casa en base a opciones naturalmente saludables como verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, aceites vegetales, pescados, huevos, carnes y lácteos con menor contenido de grasa, evitando aquellos que tengan grasas y azúcares en grandes cantidades, especialmente si ambos vienen en el mismo alimento”.

“Cuando se quiere mejorar la alimentación, generalmente basta con restringir los alimentos menos saludables a cantidades adecuadas. Por ejemplo, si te gusta el chocolate y quieres alimentarte mejor, lo que puedes hacer es controlar la cantidad que comes, en vez de la barra completa, come solo un trozo. Con esto no generas ansiedad por eso que te gusta tanto y que crees que ‘no debes comer’, lo disfrutas, pero con moderación”.

 Para lograrlo, la experta entrega las siguientes recomendaciones:

– Comer cada 3 ó 4 horas (saltarse comidas o hacer ayunos muy largos es contraproducente para la salud y para la formación de hábitos de alimentación saludable).

– Incluir verduras, frutas, cereales integrales y proteínas de buena calidad a diario.

– Beber al menos 2 litros de agua al día.

– No excederse en las cantidades de alimentos. Comer cantidades adecuadas sin la necesidad de quedar sobrealimentado, aunque sea comiendo alimentos saludables.

 – Cocinar más y comprar menos alimentos procesados.

 – Optar por métodos de cocción más saludables, como al vapor, horno, cacerola, evitando frituras la sobre cocción de los alimentos.

 – Evitar el consumo de alimentos con sellos negros “altos en”.

 ¿Sabías que…?

 Desde su nacimiento, Tefal asumió el compromiso de ayudar a tener cocinas más saludables. Durante sus más de 60 años, ha innovado para ofrecer productos que garanticen el éxito de preparaciones más sanas y que permitan cocinar con menos aceite y menos grasa.

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.