Ahora que soy mamá me da pánico morirme

La muerte es algo que nos pasará a todos y de lo que nadie se salva. Está ahí. Siempre. Soy mamá de dos niños que aún dependen totalmente de mí. Son mi todo y yo soy todo para ellos. Soy su centro, su contención, su refugio. Soy amor, risas y juegos. Soy su seguridad. Entonces, cuando pienso en la muerte, me aterro.

¡Yo no me puedo morir!

Un esvalofrios recorre mi cuerpo. No me atrevo ni a imaginarme la escena de faltarle a ellos, mis niños adorados. Antes, cuando no tenía hijos, morirme no era gran tema más de lo normal. Pero hoy, no logro dimensionar lo que sería. No puedo fallarle así a mis niños. Al menos hasta que crezcan más.

Mes un pensamiento que me angustia mucho. Por eso intento cuidarme, comer sano. Hacer ejercicios. Ir al doctor y realizarme chequeos. No pretendo ser inmortal pero si vivir hasta que mis hijos crezcan. Es difícil porque no depende de uno el minuto en quebrar nos vayamos de acá. Por eso prefiero pensar en otra cosa y disfrutar cada día qué pasó con ellos al máximo. Y, sobre todo, darles herramientas de supervivencia, seguridad y autonomía en caso de que yo algún día no esté.

Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.