Machu Picchu intenso y magistral

Por Fresia Ocaranza

Viajar, sin duda, es una experiencia inolvidable. Es más, ni siquiera importa el lugar donde vayas, siempre traerás algo nuevo.

Soy chilena, tengo 25 años y por obra del universo descubrí el amor por los viajes ahora que tengo todo el tiempo para poder conocer el mundo.

Uno de los viajes más hermosos que he hecho es el de ir a conocer a mi país vecino del norte, Perú.

Este país esconde entre sus calles una hermosa cultura, una comida extraordinaria y una gente que ama por sobre todas  las cosas su tierra.

Partir a Perú desde Chile no es complejo, basta con tomar un vuelo hasta a Arica y ahí cruzar directo a Tacna. Yo preferí hacerlo así, porque salía más económic o y además, aprovechas de conocer por tierra  cada rincón del país.

Mi objetivo era claro, llegar a las famosas ruinas de Machupicchu.

Para lograr esa meta, pasé por tres ciudades de Perú: Tacna, Arequipa y Cuzco.

Tacna es una ciudad donde llegan todos los chilenos a comprar, ya que debido a que nos favorece el cambio uno se puede abastecer de todo y gastar muy poco.

Si no tienes mochila o implementos outdoors, Tacna es el mejor lugar para equiparte antes de llegar a las ruinas.

En el mismo terminal de Tacna tomas un bus que sale 5000 mil pesos chilenos hasta Arequipa y el viaje dura al menos unas seis horas.

Arequipa es una ciudad maravillosa, que puedes conocer en uno o dos días, cuenta con lugares gratuitos y pagados y hasta hay un mall para seguir comprando. Pero si lo tuyo es la aventura como lo mío, puedes recorrer la ciudad en sus pintorescas micros, conocerla desde lo alto desde un hermoso mirador, visitar su tremenda catedral en la plaza principal y conocer un poco de su historia en sus museos y monasterios.

Luego de eso, puedes emprender el rumbo a Cusco, donde te encontrarás con la parte más inca del Perú. Cusco es hermoso, puedes recorrer la ciudad en un tour que es muy económico y conocerla de manera rápida, si lo que tienes es poco tiempo.

Ahora, si tienes más días, puedes conocer las ruinas que quedan a las afueras de la ciudad, recorrer sus museos, escuelas y catedrales y hasta puedes aprender sobre la verdadera lana de alpaca.

Si lo que quieres es fiesta, la plaza de Cusco alberga los mejores centros nocturnos. Uno de los más populares “MamaÁfrica” donde puedes pasar una noche de pura buena música y diversión. Además, hay bares con música en vivo y unos muy exquisitos restaurantes.

En la misma plaza quedan las agencias para contratar los tour a las ruinas. Debes tener bien presente, que para encontrar el mejor precio, debes cotizar en todas y siempre, pero siempre pedir una rebaja. A los peruanos les gusta lo que los chilenos llamamos el “regateo”.

Para llegar a Machupicchu, primero debes quedarte en el pueblo de las ruinas, “Aguas Calientes”, acá encontrarás muchos hostales e infinitos restaurantes, una gran feria artesanal y las termas de aguas calientes, que de seguro necesitarás después de caminar tanto por las hermosas ruinas.

Subir a Machupicchu a pie es para valientes, son dos kilómetros de escaleras. Ahora, también hay van que te suben sin ningún problema, siempre y cuando pagues el ticket.

Lleva comida en tu mochila, arriba la comida es muy cara y una vez estando en la ruinas, encárgate de mirar de disfrutar y de recorrer a más no poder. Es una experiencia maravillosa, que tendrás ganas de repetir mil y una vez.

De seguro, Perú te enamorará con su buena comida y hermosa cultura.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.