5 razones por las que me encanta estar soltera

Estuve  casada. Y me separé. De eso hace ya 8 años. El matrimonio no funcionó. Nos llevábamos pésimo y él era muy agresivo. Hasta que decidí separarme y continuar mi camino sola con mis dos hijos que eran bebés. Al comienzo no fue nada de fácil. No porque lo echara de menos, si no que por la crianza. Criar sola a dos bebes es duro.

Hoy en día mis hijos tienen 9 y 7 años y estoy totalmente acostumbrada a estar soltera.

En este tiempo he tenido parejas, pero nada serio. Nada que involucre un estrés o pensar en irnos a vivir juntos.

Acá, mis razones:

1. Hago lo que quiero y cuando quiero. Soy una mujer muy independiente. No debo conversar con nadie mis decisiones. Viajo mucho con mis niños y es fantástico que nadie me pregunte adónde voy, por qué y hasta cuándo.

2. No podría volver a vivir con alguien bajo el mismo techo. No me niego a la posibilidad de tener una relación pero tendría que ser puertas afuera. Por lo menos mientras mis hijos sean chicos. No puedo imaginarme volver a vivir con alguien. Compartir mi baño, la tele, mi cama. ¡Todo! No quiero que me vigilen y me pregunten adónde fui y a qué hora voy a llegar. Además, no toleraría escuchar ronquidos de nadie.

3. Mis hijos. Puede que muchas y muchos no me encuentren razón pero en este minuto priorizo mis hijos sobre cualquier relación de pareja. Nadie me asegura que si tengo una relación perdure en el tiempo. No quiero presentarles a alguien, que se encariñen y después terminar. Eso sucede muy a menudo. Más de lo que se imaginan y los niños son los que más sufren. Extrañan a esa persona que ya no está con la cual no tenían ningún lazo sanguíneo pero formaron un vínculo importante. No quiero que tengan que pasar por eso.

4. La pasta de dientes y la ropa sucia. De sólo pensarlo me agobio. Qué horror tener que empezar otra vez a estas alturas de mi vida. No quiero que me jodan porque dejé la pasta de dientes abierta, sin su tapa. No quiero que me jodan porque dejé la taza de té en la mesa del living. No quiero tener que lavarle la ropa sucia a nadie y tampoco recogerla del suelo. Con suerte recojo la mía y la de mis niños.

5. El control remoto. No quiero que nadie me quite el control remoto. No quiero que nadie se ponga a ver televisión cuando yo quiero dormir. El problema de estar soltera es que una se acostumbra y yo estoy totalmente acostumbrada. No necesito que nadie venga a rescatarme la vida. Porque eso lo hago yo. Tal vez alguien que me acompañe, pero de la puerta para afuera. Por ahora.

Constanza Díaz

 

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.