5 cosas que toda mujer debiera hacer antes de tener hijos

Ser madre cambia radicalmente la vida de una mujer. La cambia para siempre sin vuelta atrás. El tiempo que te sobra es poco, o nada y tu vida gira en torno al nuevo ser que ha venido al mundo, por eso, antes de ser madre, una ciertas cosas que toda mujer debiera hacer para luego no arrepentirse ni añorar algo que ya con el paso del tiempo y las responsabilidades, le es imposible concretar.

  1. Estudiar. Si bien es cierto que se puede seguir estudiante una vez que una es madre, hacerlo con hijos es duro. Por eso siempre aconsejo hacerlo antes de ser mamá. Sacar una carrera universitaria o técnica. Tener un diploma bajo el brazo ayuda a abrir muchas puertas en el futuro. Quizás no lo ves cuando eres adolescente pero el tener un título hará una gran diferencia en tu futuro.
  2. Viajar. Junta dinero. Saca una mochila del clóset, pon algunas prendas adentro y ve a conocer tu país, a conocer el mundo. Hay pocas experiencias más enriquecedoras en la vida como salir de tu zona de confort, de todo lo que conoces, para abrirte a nuecas sensaciones y experiencias. Viaja con amigas, viaja con amigos, viaja sola. Pero viaja. Hace bien para el cuerpo y el alma. Te cambia la perspectiva de tu mente, conoces nuevas personas y cultura. Antes de comenzar a criar y metermet en la rutina de una casa, ve a conocer otros lugares.
  3. Sale y pásalo bien. Diviertete con tus amigos. Ve a bailar, canta en voz alta, riete como si el mundo se fuera a acabar. Disfruta tu juventud sin obligaciones. Luego te darás cuenta que cuando te conviertes en madre los viernes y sábados por la noche los pasas generalmente en piyama y con mucho sueño, pendiente de tus niños y de las cosas de la casa. Yo te recomiendo que vivas cada etapa sin saltarte ni una. Vive a concho tu juventud, así como lo hice yo y no me arrepiento de nada. Baila hasta las seis de la mañana, hasta que te duelan los pies y debas sacarte los zapatos. Mira el amanecer con tus amigas y conversen hasta que no den más de sueño.
  4. Démorate en encontrar a tu compañero de vida. No te apuras. Tómate tu tiempo. Conoce gente. Sale. No está mal tener muchos novios (no todos al mismo tiempo, por supuesto). Decide con calma. No hay apuro. He escuchado a mujeres en sus cuarenta, arrepentidas de no haber tenido más citas, más encuentros, más amores. Si pudieran, retrocederían el tiempo y no apurarían las cosas así como lo hicieron.
  5. Trabaja y vive sola. Antes de casarte y antes de convertirte en madre, ten tu propio espacio. Sal de la casa de tus padres y vive sola. Aunque sea un lugar pequeño va a ser TU lugar. Y eso no tiene precio. Me han llegado muchos desahogos de madres jóvenes que viven con sus padres o sus suegros y deben criar a sus niños con ellos. Lo pasan mal. No las respetan como mamá. Tienen que estar encerradas en un cuarto con sus hijos para no molestar, para no verle la cara a los demás. A sus cortos años de vida tienen que pasar el día haciendo las cosas de la casa, limpiando, cocinando, cuidando a los niños. Estas chicas están deprimidas, lo único que quieren es salir de ahí. Antes de tener hijos, ten tu propio refugio. Algo que sea sólo tuyo. No te saltes etapas en la vida porque después vas a querer vivirlas pero ya será demasiado tarde.

Constanza Díaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest