5 cosas que nunca volverán a ser igual en tu vida desde que eres mamá

1. Tus horas de sueño.

Desde que te conviertes en mamá tus horas de sueño se verán drásticamente disminuidas. Cuesta adecuarse a este nuevo escenario. Sobre todo en un comienzo. Luego aprenderás a funcionar automáticamente aunque estés que te caigas de sueño. Porque una mamá no puede parar. Ten presente que es normal que los bebés despierten durante la noche, paulatinamente irán regulando su sueño. Pero si piensas volver a dormir como lo hacías antes, eso no sucederá.

2. Tu relación de pareja.

Si hay algo que cambia, es tu vida en pareja. Antes eran sólo ustedes dos. No había apuros. Hoy hay una tercera persona que llegó y por lo tanto la vida de pareja que tenías antes de ser mamá nunca la volverás a vivir de la misma manera. Olvídate de dormir hasta tarde los fines de semana y acurrucarse en la cama  por horas, ver películas y hacer el amor en cualquier momento del día sin el estrés de que alguien despierte o los pille.

Ahora será momento de acoplarse y actuar en equipo. Pónganse de acuerdo en el tipo de crianza que le quieren dar a sus hijos y no se desautoricen el uno al otro frente a ellos. Es muy importante mantener la unión amorosa y darse un espacio a solas porque fácilmente la vida sentimental puede pasar a último lugar y quedar en el olvido con la llegada de los hijos.

3. Tu vida social.

Una vez que te conviertas en mamá te darás cuenta que tus amigas tienden a desaparecer de tu órbita. Son muchas las mamás que dicen que las amigas se las tragó la tierra.  Puede que sea cierto para algunas, pero no lo hacen a propósito. Simplemente están en planos y situaciones diferentes. Tu amiga con la que salías de copas y que aún no ha sido mamá, sigue viviendo una vida,  ahora, muy distinta a la tuya y no coinciden en lugares comunes. Por eso es bueno buscar amistades que estén en la misma situación que tú y hacer, por ejemplo, play dates. Esto es juntarse en la plaza o en casa de una de ustedes con sus hijos para conocerse e intercambiar experiencias sobre maternidad y crianza. Esto es, en otras palabras, crear tribu.

Con la llegada de los hijos todo cambia y debes ir adaptándote a este cambio. No esperes que las cosas sigan igual. Tu vida social se verá altamente reducida el primer año y eso, es normal. Calma, que de a poco te irás abriendo un poco más a la vida social que antes tenias. Y probablemente llegue un momento en que ya no te importe salir y valorarás más quedarte en casa con tu familia que trasnochando en una fiesta.

4. Tu vida laboral.

Lamentablemente en nuestra sociedad aún existe un machismo enquistado y las mujeres que son mamás son discriminadas en sus trabajos. Las relegan a labores menos importantes, las miran mal por tener que correr a casa a cuidar a su hijo enfermo. Las ven como elemento no grato.

Ese ascenso con el que ella soñaba nunca llega y se lo dan al colega que venía detrás y así un montón de detalles que nos discriminan.  Poco  a poco tan ido cambiando pero falta mucho para equipararnos con el sexo masculino. Injusto, ¿no? Es una lástima pero en general la vida laboral de las mujeres se ve afectada cuando son madres, no todas, pero muchas sí. Lo veo y lo escucho todos los días. Encontrar trabajo siento madre de pre escolares cuesta muchísimo.

5. Tu vida privada y tus tiempos.

Desde que eres mamá dejas de tener privacidad y espacio para ti. Vas a la ducha con tu bebé. Haces del número uno y del número dos con tus hijos de público, entran y salen del baño mientras estás sentada en el WC sin golpear la puerta. Tus espacios se ven invadidos. Tu dormitorio, tu cama. Tu televisor. Cedes, todo lo cedes por ellos. Cedes tus horas de sueño y tus minutos de paz que antes tenias para leer un libro, por ejemplo. Olvida los libros por un buen tiempo. Hoy tu vida le pertenece a tus pequeños y de a poco debes aprender a conciliar tu rol de mujer con el de madre y aprender a vivir de esta nueva y gran manera. Todo un desafío. Intenta buscar un espacio para ti por mínimo que sea. Salir a comprar sola algo que falte para la casa, tomarte un café con una buena amiga. Hacer deporte. No te dejes de lado. Preocúpate de ti y vive con felicidad está nueva etapa de vida.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest