5 consejos para un padre primerizo

 

1. Ayude a la madre.
O mejor dicho y rectifico: no ayude.
Ejerza su rol de padre.
Porque los padres no ayudan.
Los padres son padres.
Una abuela ayuda.
Una tía.
Una niñera ayuda.
La vecina puede ayudar un ratito mientras la madre toma una ducha.
El padre y la madre no ayudan.
Ellos son padres y entre los dos deben cumplir su misión de paternidad y maternidad.
2. Cuando el bebé llore y despierta por la noche, no le diga a su mujer medio dormido que el bebé está llorando.
No siga durmiendo.
Levántese usted también y acuda a ver a su hijo/hija.
Es cierto que usted no tiene pechos para dar leche pero puede hacer otras tareas o simplemente, acompañar a la madre en las eternas noches de insomnio cuando se tienen hijos pequeños.
3. No critique a su mujer.
De verdad, es muy irritante que el padre se ponga a criticar cómo lo hace la madre.
Ambos están aprendiendo juntos.
4. No espere que su mujer además de atender a su hijo, que no es tarea poca, lo atienda a usted también.
Eso es mucho.
Ya no vivimos en 1800.
Haga la cama.
Ordene la cocina.
Prepare comida.
Lave la ropa.
Divídanse la tareas.
5. No insista en tener sexo con su mujer a pocos meses de haber sido padres.
El compartimento sexual de una relación se ve drásticamente disminuido cuando una pareja ha tenido un hijo.
El deseo cuesta retomarlo y el cansancio es muy grande.
El cambio de vida es absoluto y pretender tener relaciones sexuales como antes es una utopía.
Dele tempo al tiempo y no insista por favor.
Constanza Diaz

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest