4 razones por las que le daré un hermano a mi hijo aunque yo sólo me quedaría con uno

La maternidad la planeé y la busqué. Lo pensamos mucho con mi marido. Fue una decisión en conciencia y a una edad donde tenía ya mi vida resuelta en muchos aspectos: laborales, económicos y sociales. Estaba lista para ser mamá. Y aún así, cuando llegó mi hijo, la maternidad me pegó fuerte. Me costó mucho adaptarme a mi nueva vida. Tuve una depresión post parto que me lanzó al hoyo más profundo y me costó salir de ahí. Mi hijo hoy tiene tres años y aunque me quedaría sólo con él, decidí darle un hermanito. Acá explico mis razones.

1. No quiero que crezca solo. Yo soy hija única y fue muy solitaria mi infancia. Tenía que invitar a amigas a jugar y a mis vacaciones para acompañarme. Sentía profunda envidia de todos quienes tenían hermanos (que eran la mayoría). Yo deseé mucho tener un hermano pero nunca llegó. Rezaba cada noche para que eso ocurriera. No quiero que mi hijo pase por eso. Porque yo lo pasé mal.

2. Pienso en mi vejez. Pienso en la vejez de mi marido. Pienso en las enfermedades que vendrán. Pienso en todo eso porque lo veo a diario y lo veo en mi propio caso con mis padres. Soy yo quien ha tenido que cuidarlos y preocuparme de ellos. Sola. Sin apoyo de hermanos. Mis padres son mayores, me tuvieron “viejos”  y ya tienen problemas. Mi madre comenzó con un leve Alzheimer que ha ido avanzando a pasos terroríficos. Es agotador y muy triste. Mi padre no sabe qué hacer, perdió su capacidad de tomar decisiones y soy yo quien tiene que velar por ellos. No quiero que mi hijo pase solo por esto.

3. Mi funeral. Sí. Así como lo escuchan. Llegará un día en que me muera, como es obvio. Y mi marido también. No quiero que mi hijo sea el único que tenga que lidiar con todo lo que eso significa. No tengo hermanos, como lo dije antes. Quiero que mi hijo tenga uno para que se apoyen mutuamente y no se quede solo después de nuestra partida. Es tremendo cargar con todo eso sola.

4. Cuando ya no estemos más acá, que no sé cuándo será, puede ser pronto o en varios años más, no quiero que se quede solo. Quiero que tenga a alguien que sea parte de su familia. Es triste quedarse totalmente solo sobre todo porque  nuestra familia es muy pequeña. Un hermano es el mejor regalo que puedo darle a mi hijo y espero que se quieran mucho, se cuiden y se acompañen siempre.

Maria José Martinez

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.