Di a mi hija en adopción y nunca he sentido culpa por lo que hice

Quedé embarazada a los 17 años. No tenía los medios económicos para hacerme cargo de un bebé, no estaba preparada. Seguí con el embarazo y decidí entregar a mi hija en adopción. Era una niña y quise que ella tuviese todo lo que no tuve: buenos colegios, padres presentes y amorosos, una vida linda y con oportunidades. Mi familia nunca se involucró en mi embarazo. Me alejé de todos y me fui a trabajar a un lugar adonde conocí a un abogado que era especialista en adopción. Él me ayudó. El matrimonio que adoptó a mi hija era inglés, amorosos, buenas personas. Me costó mucho entregarla. Lloré por meses pero siempre supe que fue la mejor decisión. Los padres de mi hija estaban tan felices con su bebé que supe que ella estaría bien. Mi hijita estaba linda, con una tenida  preciosa, parecía una muñequita. La abracé durante mucho rato para despedirme. Sus nuevos papás me hablaban a través de un traductor para entendernos. Fueron muy empáticos y respetuosos.

Pasaron los años, estudié, trabajé y hoy tengo una hija de un año. Hace cinco años atrás busqué a mi hija que di en adopción por Facebook. Sus padres nunca le cambiaron el nombre que yo le puse. No fue difícil encontrarla. Nos pusimos en contacto. Mi hija es linda, inteligente, estudia en la mejor universidad de Inglaterra. Sus padres le habían hablado de mí y de lo doloroso que fue entregarla. Hoy tiene 21 años. Tomó un curso de español y viajó a Chile a conocerme a mí y a su familia. Estamos en permanente contacto. Ha tenido una vida espléndida.  Cómo yo siempre lo soñé para dlla. Sus padres la adoran. Y su familia también. Es una persona linda por dentro y por fuera.

¿Si me arrepiento de lo que hice? En lo absoluto. No me arrepiento y no siento culpa. Sé que hice lo mejor para ella. Hoy seguimos en contacto y cuando termine la Universidad quiere venir a Chile otra vez. Espero el momento de verla. Estoy feliz por ella y le doy infinitas gracias a sus padres por la vida que le dieron que yo, jamás hubiera podido darle.

Constanza Diaz

Perfectamente imperfectas es un lugar para mujeres reales, sin filtro. Un lugar de información, desahogo y entretención. Perfectamente imperfectas es una revista digital con noticias, actualidad, tendencias, columnas y mucha información de vanguardia para las mujeres que se atreven a decir lo que piensan. Las cosas tal y como son. Sin maquillaje.

Pin It on Pinterest